árboles plantados a día de hoy
días de trabajo creados

La protección de los niños es también una responsabilidad de los operadores de turismo

Cuando se trata de abuso infantil, no debemos mirar hacia otro lado: a nivel mundial, 1,8 millones de niños en todo el mundo son víctimas de abuso sexual, trata y explotación sexual por parte de los viajeros.

Por medio de la empresa Roth Reisen GmbH, con sus marcas comerciales La-Palma.Travel (casas vacacionales y fincas en la isla canaria de La Palma) y PuraVida.Travel (Costa Rica viajes de ida y vuelta y componentes de viaje), el marketplace 100arboles.com apoya las iniciativas de la organización para la protección de la infancia ECPAT.

La organización internacional para la protección de la infancia ECPAT (en inglés “End Child Prostitution and Trafficking”) se fundó en 1990 y su sede principal se encuentra en Bangkok, Tailandia.

ECPAT ya ha logrado aplicar algunas medidas en la lucha contra el anonimato, los cambios en el derecho penal y la protección de las víctimas.

Desde 1993, por ejemplo, gracias a un acuerdo entre los países europeos, se puede llevar al autor de un delito ante la justicia en su propio país, con independencia de las disposiciones legales del país en el que se cometió el delito sexual contra el niño o los niños.

Como miembro patrocinador de ECPAT, también apoyamos el código de protección de la infancia “The Code”, un instrumento contra el abuso sexual en el turismo.

Las palabras crean realidad: una guía terminológica para la protección de los niños contra la explotación y el abuso sexuales

Un grupo de trabajo interinstitucional internacional en el ámbito del Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, iniciado por ECPAT Internacional (Ending the Sexual Exploitation of Children), acordó los términos apropiados en torno al tema de la explotación y el abuso sexuales de niños y ya en 2016 publicó en inglés, en francés y en español la guía terminológica que puede encontrarse bajo el nombre de “Luxembourg Guidelines”.

El 2 de diciembre de 2019, la organización registrada ECPAT Alemania (ECPAT Deutschland e.V.) y el grupo de trabajo federal de los centros de protección de la infancia (Bundesarbeitsgemeinschaft der Kinderschutz-Zentren e.V.) publicaron la versión alemana de la guía terminológica para la protección de los niños contra la explotación y los abusos sexuales en la sesión constitutiva del Consejo Nacional contra la Violencia Sexual contra los Niños y Adolescentes.

Consideramos que esta orientación terminológica es muy importante y nos gustaría transmitírsela, ya que con un lenguaje apropiado se puede proteger mejor a los niños de la explotación y de los abusos sexuales, porque los términos definidos con precisión describen mejor lo que les sucede a los niños.

Las palabras tienen una gran influencia en la percepción de los problemas y gracias a ellas las medidas políticas contra los delitos sexuales contra los niños se pueden redactar mejor, especialmente cuando se trata de soluciones internacionales, soluciones interinstitucionales, la identificación y la recopilación de datos.

Aún se usan de forma cotidiana términos que restan importancia y que son inapropiados e insensibles hacia los niños, por ejemplo: niña/o prostituta/o, turismo sexual infantil, pornografía infantil y pedófilo.

Por ejemplo, el término “niña/o prostituta/o” podría implicar que la niña/el niño ha elegido la prostitución como trabajo, en lugar de describir que el niño (personas de 0 – 18 años) se ha convertido en víctima de un delito de explotación sexual.

El término “turismo sexual infantil” puede interpretarse como una forma real de turismo cuando en realidad se trata de delincuentes sexuales en el contexto de viajes o turismo. Un uso bien pensado del lenguaje ayuda a proteger a los niños de la explotación y el abuso sexuales.

En el contexto de la creciente digitalización, tanto en línea como fuera de línea, es necesario desarrollar (y seguir desarrollando) los términos adecuados. El grooming en línea y el streaming en vivo de un abuso sexual son delitos relativamente nuevos.

La orientación terminológica ofrece una gran ayuda y su mensaje es el siguiente: “No tenemos que aprender un nuevo idioma, ¡solo tenemos que usarlo de forma más consciente!”. Ofrece ejemplos, explicaciones y formulaciones alternativas.

Las orientaciones terminológicas se pueden encontrar aquí:
http://luxembourgguidelines.org/